<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7583968\x26blogName\x3dteenage+depresion\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://teenagedepresion.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://teenagedepresion.blogspot.com/\x26vt\x3d2304630388302515866', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

20050117

en ocasiones veo muertos

Estan por todas partes. No paro de encontrarme con muertos vivientes. Caras languidas, palidas y marchitas. Rostros impasibles, miradas vacias y cejas juntas. Muchas veces esos muertos llevan objetos que pretenden recordar sus vidas pasadas. Otras veces han decidido llenar cajas y cajas de recuerdos antes de tener que enfrentarse con el ayer. Si quieres que tu vida, o al menos los objetos cotidianos, vayan a parar a unas cajas en el fondo de ninguna parte ya sabes, muerete.

No es que me haya nacido un sexto sentido ni mucho menos. Simplemente he usado los cinco habituales. Yo los veo como muertos, de un solo tono entre blanco y amarillo. Huelen a muertos, o al menos como huelen los muertos que han fallecido hace poco. Un olor que recuerda a rosas y a jazmin, pero que tambien recuerda a fairy y drogueria. Intento tocarlos, y los noto frios... sin pulso. Y al intentar oirlos, solo distingo una plegaria sin sentido, como si no tuviesen nada que decir. Aunque me falta probarlos, estoy por asegurar que no saben a carne humana. Saben a muerto.

Pero la carácterística mas importante de los muertos es que no viven. Se dejan llevar, de aqui para alla, de alla para aca, y del otro lado hacia este sin ningun animo de cambio. Sin ninguna pretensión de gobernar sus vidas, porque ya no tienen vidas. Muertos, como las hojas muertas que arrastra el rio. Muertos como la carne de los animales muertos que descansa en el frigorifico. Muertos como los muertos.

...

Yo no quiero morir asi. Me gusta sentir el latido de mi corazón, aunque me duela. Me gusta sentir el peso de mis excrementos. Y mis caries. Y mis chichas. Pero lo que no quiero, es ser un muerto viviente.

2 Comments:

Blogger Lou said...

Pufff....
bien por usar todos tus sentidos

2:41 p. m.  
Blogger quinn said...

que guai o último párrafo. Tamén mola sentir o peso dunha mustang, non?

1:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home