<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7583968\x26blogName\x3dteenage+depresion\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://teenagedepresion.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://teenagedepresion.blogspot.com/\x26vt\x3d2304630388302515866', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

20050316

los padres de las explosiones en el cielo

Sigo caminando como si no me diera cuenta del derrumbamiento de un edificio a mis espaldas. Fingiendo saber a donde me dirijo y apartando los cascotes que lanzan sobre mis hombros, sacudiendolos para limpiar el polvo y mirando hacia donde surgen las montañas. Los tropiezos no son nada para mi, he aprendido a saltar, a brincar e incluso a esquivar habilidosamente cualquier impedimento como si no fuese conmigo, como si no viniese hacia mi. Porque una verdad a medias, es peor que una mentira y una jarra por la mitad no esta ni medio llena ni medio vacia, simplemente esta por la mitad.

Y de repente, como todos los pensamientos afortunados se me ocurren, me doy cuenta que sobre los cascotes de un edificio derruido se pueden construir los cimientos de otro nuevo. Un hermoso chalet adosado con garaje y parabólica donde se vive comodo y caliente. Conforme y tranquilo. E incluso me percato que con las ramas caidas de un arbol se puede hacer una cabaña. Pero ahora no necesito vivienda, es la hora de seguir caminando hacia ninguna parte.

...

la destrucción tambien es creación